Implica la asesoría, elaboración de los contratos respectivos y, en su caso, negociación de operaciones inmobiliarias que de manera enunciativa, pueden consistir en compraventas, fideicomisos, donaciones, comodatos, constitución de régimen de propiedad en condominio, documentación jurídica relacionada con la construcción e individualización de desarrollos habitacionales, industriales y comerciales, valiéndose en caso de ser necesario, de investigaciones en los registros públicos de la propiedad y oficinas de tesorería que correspondan, según la ubicación de los inmuebles.

Así como la solución de problemas de inmatriculación, de cancelación de garantías hipotecarias y de prescripción, entre otros.

Nuestros abogados asesoran a empresas inmobiliarias, desarrolladoras y constructoras en proyectos comerciales, industriales, de vivienda y turísticos. Nuestra diversidad de áreas de práctica, nos permite brindar a los clientes del ramo inmobiliario servicios relacionados con el financiamiento de proyectos inmobiliario, con la estructuración de bursatilizaciones de activos inmobiliarios y créditos hipotecarios, así como también servicios relacionados con la planeación y estructuración de negocios o asociaciones en el mercado inmobiliario.